La revuelta del espíritu

No hay ciencia, sino ciencias y saberes. Cuando la sabiduría se pone al servicio de su soberanía, un pueblo prospera. Pero cuando no hay pueblo, no puede haber soberano ni sabiduría, pues ¿quién podría reinar sobre una sociedad de muertos?
Por Agente Expulsado