CORRUPCIÓN SISTEMÁTICA Y FRAUDE ELECTORAL

Frank G. Rubio

Si después de leer esto votas es porque eres completamente idiota.

pucherazo2Este imbécil, ladrón como todo comunista… Iñaki Anasagasti, refiriéndose a Raúl Morodo.

Las estrechas relaciones de España con Sudamérica, tan elogiadas e idealizadas por los que no saben nada de nada o peor, por quienes viven muy a gusto de la corrupción y en la mentira, son importantes para comprender el grado de miseria producida por la fructífera interconexión entre indeseables en que vivimos. Porque la clave de bóveda de nuestros problemas está en las redes y relaciones establecidas entre ladrones y criminales de toda laya sitos en puestos políticos, empresariales o funcionariales estratégicos. El crimen organizado es la guinda que corona el helado, todo lo demás (y esto también) se hace en nuestro país desde el Estado y la sociedad civil. Tanto la iglesia católica, como numerosas confesiones protestantes, la totalidad de las organizaciones islamistas, así como una parte nada desdeñable de las masonerías, participan sin complejos de esta trama parasitaria en lo que llamamos “mundo occidental”; normalmente, aunque no siempre como veremos, vía organizaciones no gubernamentales. Durante el funeral del repelente Rubalcaba, me sorprendió la expresión de pesadumbre que denotaban tanto Rodríguez Zapatero como su esposa. Recientes acontecimientos ocurridos hace un par de días dan cuenta de las muy probables razones de esta pesadumbre. Que esperamos y deseamos se intensifique.

La Policía Nacional ha desarrollado esta mañana (20 mayo 2019) varios registros por blanqueo de capitales en oficinas y casas vinculadas al ex político socialista Raúl Morodo, que fue embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007 durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En la operación, que ha impulsado el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, se ha detenido a cuatro personas, entre ellas, Alejo Morodo, hijo del ex embajador. Los otros tres detenidos, un socio de este último y las esposas de ambos, les ayudaron, presuntamente, a aflorar el dinero. Se les atribuye el blanqueo de al menos cuatro millones de euros extraídos ilícitamente de petróleos de Venezuela (PDVSA). Aunque figura entre los investigados y es uno de los cabecillas de la trama, la policía antiblanqueo de capitales (la denominada UDEF) no ha detenido este lunes a Raúl Morodo debido a su avanzada edad, 84 años. El País

Hugo-Chavez-Raul-Morodo-Jose_1247285338_13447613_1020x574
Hugo Chávez, Raúl Morodo y José Bono

Raúl Morodo fue uno de los personajes clave de la Transición, de ideología socialdemócrata y vinculado a Tierno Galván, antiguo alcalde de Madrid, con quien formó el PSP, agrupación que de manera torticera, y traicionando a muchos de sus militantes, acabaría integrándose en el PSOE para mejor poder participar del saqueo generalizado de las arcas públicas y privadas que desde el principio implicó esta fase de la Transición posibilitada por la mascarada del 23F.

Pero dejemos que sea Íñigo Anasagasti, quien dedica parte de su blog a estas cuestiones, quien lo diga con palabras mucho más duras:

Bueno, pues, siendo esto así, quiero recordar que cuando llegó Zapatero a La Moncloa en 2004, nombró como embajador en Caracas a Raúl Morodo, un viejo saltimbanqui de la transición que se convirtió al chavismo a la primera y que él mismo comenzó a hacer negocios con aquel régimen corrupto. Todo esto lo denunciamos en mociones y preguntas parlamentarias, que Moratinos y Zapatero desconocieron y siempre apoyaron y protegieron a aquel sinvergüenza durante ocho años.

En El Español, a 21 de mayo del 2019: Tras publicar sus memorias, Atando cabos: Memorias de un conspirador moderado (Taurus, 2001), fue enviado a Caracas a estrechar lazos” en 2004. Cumplió a fondo, se amistó con Chávez y con Castro, al punto de que incluso gestionó la firma de un millonario contrato de venta de 12 aviones y ocho fragatas por parte de las empresas públicas españolas EADS y Navantia a Venezuela. La firma se realizó por Hugo Chávez y el ministro José Bono en la capital venezolana en noviembre de 2005.

Y es que ya en el 2016 hace tres añitos, el mismo Anasagasti en su blog señalaba, sin pelos en la lengua:  Zapatero ha sido uno de los peores presidentes de los últimos años. Nombró a Raúl Morodo embajador en Venezuela, cuando él le pidió ir a Cuba. La noticia del día de ayer fue el contrato millonario al hijo del ex-embajador a la carrera del Reino de España, Raúl Morodo. Dicho personaje llegó a Venezuela a mediados de 2004, apenas asumió la presidencia Zapatero. Fue nombrado por su amistad, desde la juventud, con Alí Rodrí­guez Araque –el Comandante Fausto. Los empleados de la embajada en La Castellana reportaban que no iba por allí­, salvo alguna reunión que no quisiera hacer en la residencia de la embajada en el Country Club. Su socio en el escritorio de abogados en España era José Bono, Ministro de Defensa cuando el Difunto le compraba patrulleras…

Y hasta aquí la corrupción, con este pequeño ejemplo de cómo van las cosas y la naturaleza moral y humana de nuestros gobernantes. Estos son nuestros socialdemócratas, afines con el comunismo más decadente y corruptos hasta la médula.

¿Me escucha bien señor Estefanía?

Los españoles somos un pueblo enseñado a huir de la verdad, a transigir con la injusticia, y soportar la opresión. Miguel de Unamuno.

pucherazo1Como breve introducción para que el lector asuma como muy probable, no solo como posible, que en estas últimas elecciones que han dado como triunfador al humanoide conocido como “Doctor Sánchez” no sólo se han dado las anomalías normales, presentes en todas, o las distorsiones mediáticas y calculadas que posibilitan el alto rendimiento para la Oligarquía de nuestro sistema electoral, que requiere la domesticación vía mediática o educativa de un paisanaje que linda ya con lo vegetal, sino que nos encontramos también con hechos que nos impelen a tener que pensar en un fraude en toda regla, acercaremos al lector unas palabras procedentes de diversas fuentes. Comencemos por el blog El Diestro:

El régimen oligárquico-caciquil, y la casta parasitaria, que denunciaba hace más de un siglo Joaquín Costa, han ido perpetuándose, permaneciendo incólumes, han sobrevivido sin apenas contratiempos. Los oligarcas y caciques han sido capaces de salir airosos de todas las catástrofes que ha padecido España: el desastre del 98 (pérdida de las últimas colonias), libraron a sus vástagos de las masacres rifeñas, contemplaron en sus mansiones de Estoril la guerra incivil de 1936-1939, permaneciendo siempre en la retaguardia; tras el triunfo del “Movimiento” se camuflaron rápidamente entre carlistas y falangistas; más tarde, supieron también acomodarse en el Opus Dei (mejor habría que decir “la Opus Dei” pues “obra” es femenino…) y se travistieron de tecnócratas durante la Dictadura del General; mutaron sin trauma alguno durante la transición, tornándose demócratas de UCD, Alianza Popular, Partido Popular y PSOE… Incluso se hicieron pasar por comunistas, y nos contaron que habían luchado contra Franco, en la clandestinidad y “corrido delante de los grises”. En la actualidad, la casta parasitaria integrada por mediocres y malvados, capaz de todos los chanchullos imaginables, y de corrupciones morales, políticas, económicas, y de toda clase, sigue subyugando a España, y a los españoles, sometiéndola a políticas dictadas por organismos supranacionales. 

Cualquier persona que esté medianamente informada sabe perfectamente que en España sigue habiendo, aunque de forma menos descarada (sic), un régimen político idéntico al que hace más de un siglo se denominaba “turnismo”. Es decir: el “pucherazo”,  palabra de rancio abolengo español y que, como el término “liberal”, despierta la sonrisa de cualquier mente pensante informada y no adoctrinada.

El pucherazo era un elemento imprescindible cuando el turnismo, y lo siguió siendo durante la Segunda República Española, que para empezar, echó a andar con fraude, pues aquellas elecciones municipales tras las que Alfonso XIII abdicó, no fueron ganadas por los partidos republicanos, y como lo que comienza torcido, luego es difícil de enderezar, fue la práctica corriente durante aquel quinquenio, y cuando no se recurría al pucherazo, se recurría a la insurrección, como en 1934, y más tarde nuevo pucherazo en 1936…

restauracion-y-fraude-electoral-7-728

Hasta aquí los elementos básicos históricos para mejor situarnos y ahora, directamente, damos la palabra a quienes se han tomado la molestia de investigar algunos pequeños detalles que han acompañado a “la gran fiesta de la democracia”. Nos referimos a la Plataforma por unas Elecciones Transparentes.

1.- Las encuestas del CIS venían pronosticando desde muchos meses antes de los comicios unos resultados que coinciden exactamente con los que se produjeron el 28-A, lo que permite sospechar que en realidad estaban anunciando lo que estaba prefabricado que saliera, con el fin de hacer creíbles los escandalosos resultados a favor de la izquierda y los separatistas.

2.- Mientras que la mayoría de las encuestas han fallado más de la cuenta últimamente -pues en el 2016 fallaron estrepitosamente, y también fallaron las andaluzas-, en esta ocasión han clavado los resultados.

3.- No pasaba ni media hora del cierre de los colegios electorales, cuando la inmensa mayoría de las urnas no habían empezado el recuento de los votos, ya se sabían los resultados de las elecciones, que concordaban con los pronósticos del CIS. A lo largo de toda la noche, se mantuvieron en las mismas cifras, sin ninguna variación.

4.- Ningún medio de comunicación -todos adictos al sistema- ha hecho mención de las grandes probabilidades de que España haya sido víctima de un fraude electoral.

5.- Es altamente sospechoso el decreto «anti-hackeo» que promulgó el Gobierno unos días antes de los comicios, con el fin aparente de proteger los resultados electorales de posibles ataques cibernéticos. El Comité encargado de este protocolo envió las actas por vía electrónica a un servidor secreto con una IP indetectable, donde los resultados de las actas pudieran ser «analizados», es decir, manipulados, antes de remitirlas al Centro de Datos encargado del recuento. El mecanismo adulterador más sofisticado es el programa conocido como «Reconocimiento inteligente de datos», que consiste en que, al escanear un acta para introducirla en el programa informático de recuento, sus datos son cambiados, de modo que la imagen electrónica del acta no se corresponde con la imagen física, al tener resultados distintos.

6.- Durante la jornada electoral se produjeron graves irregularidades en muchos colegios electorales, que siempre tenían como víctimas a los partidos de centro-derecha, especialmente a VOX: desde los apoderados que fueron obligados a abandonar el recuento por un presidente de mesa, hasta las papeletas de la derecha tiradas por el suelo; desde un presidente de mesa que abría los sobres con un lápiz para que su huella invalidara la papeleta, hasta el asombro de los apoderados que entregaban actas a las tantas de la noche, cuando a la media hora del cierre de los colegios ya se daban los resultados…

7.- Las cifras del censo fueron manipuladas, produciéndose numerosas denuncias de personas que no aparecían registradas en él, a pesar de haber votado con normalidad en anteriores elecciones, sin que nadie les diera una explicación del error.

8.- De acuerdo a las cifras dadas por el Ministerio del Interior y el INE, el 7 de marzo de 2019 el censo total era de 36.893.976 votantes, pero el 28-A los votantes totales fueron 26.361.051 -incluyendo votos en blanco y votos nulos-, y si a esta cifra le sumamos una abstención de 8.437.153, el resultado final nos da 34.798.204, con lo cual se demuestra que han sido purgados del censo 2.095.772 votantes. Según cálculos aproximativos, esa cantidad de votos desaparecidos son suficientes para amañar sustancialmente unas elecciones, pudiendo restar incluso 50 diputados al conjunto de partidos a los que se quiere perjudicar, que fueron el PP y VOX.

9.- Hay fundadas sospechas que esta purga del censo tuvo como víctimas votantes de la derecha, ya que, merced a la «Ley Orgánica de Protección de Datos Personales», promulgada el 21 de noviembre de 2018, se proporcionan a los poderes públicos los mecanismos para la creación de forma oficial de una base de datos con la ideología de todos los españoles, en base a sus manifestaciones en Internet.

10.- En estas elecciones ha habido aproximadamente 2.200.000 votos más que en las de 2016, con la pasmosa particularidad de que, de esa cantidad, ¡solamente fueron a parar a los partidos de centro-derecha poco más de 42.000!, como se puede demostrar comparando el total de votos que obtuvieron en 2016 y 2019. Por el contrario, el PSOE se llevó casi un millón más de esos votos, y los partidos regionalistas y separatistas se adjudicaron una cifra parecida.

11.- Junto a la desaparición de esos dos millones de personas, otro hecho alarmante es la exagerada cantidad de votos nulos, unos 260.000 -40.000 en Valencia y casi 50.000 en Canarias-, nulidad que ha afectado -como no podía ser menos, a VOX-, y el hecho de que, con 580.000 votos más, la derecha ha tenido 18 escaños menos.

12.- Muchas sospechas del pucherazo recaen sobre el voto por correo, el más manipulable. En efecto, comparando los parámetros de las elecciones de 2016 y 2019, se puede apreciar con toda claridad que la suma de votos que perdió el PP se corresponde casi exactamente con los votos que ganaron Cs y VOX. En cuanto a la izquierda, los votos que perdió Podemos se pueden transferir al PSOE, pero con la salvedad de que, aun así, los socialistas tienen todavía un extra de 741.000 votos que no se sabe de dónde han salido. Las sospechas apuntan al voto por correo, estipulado en 1.200.000 votos en los comicios del 28-A, de los cuales 741.000 fueron al PSOE. Impresionante, ya que, si su porcentaje final fue poco más del 28 por ciento de los votos, ése es el porcentaje más creíble que podían haber obtenido del voto por correo, en vez del apabullante 65% que consiguieron.

13.- El procedimiento tecnológico para falsear lo resultados fue la introducción en el código fuente del programa informático encargado del recuento de votos y adjudicación de los escaños de un algoritmo que alteró flagrantemente los resultados finales, el cual estableció una secuencia de instrucciones para que el resultado final se ajustase a lo establecido de antemano por los manipuladores.

La prueba matemática de ese algoritmo se demuestra por la existencia de un conjunto de «casualidades» cuya existencia es imposible que se deba al azar: la suma de los dígitos de los escaños de cada partido da siempre 6 (excepto Ciudadanos, pero: 57 = 5+7 = 12= 6+6); todos los dígitos son múltiplos de 3 (probabilidad del 0,137%); las sumas de los votos de algunos partidos dan como resultado la cifra de escaños de otro (PP + Ciudadanos = PSOE, Unidas Podemos + Vox = PP, Unidas Podemos + ERC = Ciudadanos). Estas coincidencias matemáticas son totalmente imposibles.

Del conjunto de todas estas evidencias se puede concluir que LAS ELECCIONES DEL 28-A HAN SIDO UN PUCHERAZO, QUE DENUNCIAMOS, A LA VEZ QUE EXIGIMOS LA REPETICIÓN DE LAS ELECCIONES MEDIANTE UNOS PROCEDIMIENTOS DONDE SE GARANTICE LA TRANSPARENCIA.

Para más datos los que señala Magdalena del Amo:

En los días siguientes a las elecciones, informáticos y otros expertos han seguido investigando sobre el fraude electoral del 28 de abril y han descubierto el ALGORITMO con el que se perpetró el fraude, un juego matemático muy interesante, una especie de magia en la combinación de sumas de votos, que hace babear a numerólogos y matemáticos. Y también han descubierto algo imposible: que los escaños de los primeros seis partidos son múltiplos de tres. Según la venezolana experta en fraudes electorales, Ana Mercedes Díaz, que lleva años bregando con el tema de los pucherazos en su país y en otras naciones de Hispanoamérica, esta particularidad del múltiplo de tres es una prueba de que un programa informático retocó los resultados. Díaz fue directora general del Consejo Nacional Electoral de Venezuela durante 25 años, hasta que en el 2004 dejó su cargo de dicho organismo y emigró a Estados Unidos. En la actualidad, da conferencias sobre FRAUDES ELECTORALES y CÓMO EVITARLOS. Rafapal le hizo una larga entrevista en su programa de TV, de la que extractamos algunos datos. Hay que decir que ella había previsto este fraude en noviembre de 2018, cinco meses antes de que se produjese, y así lo declaró a algunos medios en el transcurso de su viaje a España, pero nadie le hizo caso y muchos ni nos enteramos. Sus análisis se basan en su experiencia en elecciones y recuentos, en los programas de software que se utilizan, quiénes están detrás de ellos, y qué pretenden los autores del pucherazo. Alerta esta experta que el fraude empieza antes del proceso de votar; en realidad, consta de varias fases y se usan diferentes metodologías. Hemos hablado de ello en artículos anteriores, como es la Ley de Protección de Datos aprobada en el Congreso, los nombramientos de personas clave de confianza, manipulación de los censos, el sistema antihackeo y la dirección de la opinión a través de las encuestas tezánicas día sí y día no, que acabaron macerando, sobre todo, a la prensa “experta”, que el 28-A estaba a punto de caramelo.

La tecnología utilizada por los dictadores trae estas cosas. En el fraude electoral, según el análisis de Ana Mercedes, se utilizó el llamado Reconocimiento Inteligente de Caracteres (ICR), un software que se utiliza últimamente en los procesos electorales, que ella conoce bien y dice que es muy peligroso porque lo que está escrito, puede cambiar en la imagen final, es decir, una cosa es lo que se envía –en este caso, las actas—y otra, la que aparece reproducida en virtud del software “convertidor”. Aunque es de no creerse, es tan cierto que Ana Mercedes lo ha comprobado en Ecuador, viendo el acta física y, al mismo tiempo, lo que se reproducía la pantalla. El fraude es muy difícil de probar, porque no deja rastro. Habría que volver a pasar las actas una a una –y son miles—y cotejar los cambios. Estas variaciones, analizadas individualmente en cada una, no son tan espectaculares como para que llamen la atención, pero sí en el cómputo general. Es aquello de “muchos pocos hacen un mucho”, o “un grano no hace granero”.

Este software de Reconocimiento Inteligente de Caracteres ha sido utilizado en otros países. “Lo compran los presidentes que quieren mantenerse en el poder”, dice la experta. Algunos por pura ambición y otros porque saben que acabarían con sus huesos en la cárcel de no salir elegidos. Un ejemplo son los sátrapas venezolanos, asesores de Sánchez a través de Zapatero y sus socios de Podemos. Cuenta Ana Mercedes cómo desde el 2004 existen pruebas del fraude electoral en Venezuela. En cuanto a Smartmatic, ha habido muchas denuncias en todo el mundo y como se demostró que las máquinas eran fraudulentas, se perfeccionó el sistema con el software ICR.

Desde mi pequeña tribuna quiero alertar del próximo fraude que se está preparando para las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo.

No os entretengo más tiempo, creo que con este material tenéis suficiente para pensar y decidir: en qué país vivimos y si debéis considerar votar o no.

La solución no será pacífica, como no lo será en Venezuela.

Hay que Intervenir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s