A propósito de Aitor

el

Alfonso de Urbina Arróspide

Aitor Esteban

Aitor es un recaudador, un recaudador de toda la vida, servil con su amo y despreciativo con la pieza a esquilmar. Y aunque Aitor no es vasco por mucho que se llame Aitor, (Esteban es tan vasco como Clemente, un fraude), hace su papel de muchachote directo y claro cuando en realidad solo dice necedades, pero eso es lo que se espera de un recaudador que pasa el cepillo para sus amos.

Al bueno de Aitor los españoles le importan un pijo y los vascos según, si son de los de cepillo y sacristía, pues sí, esos son vascos vascos. Los señoritos de Aitor son los jíbaros de los vascos como los adoradores del catalonismo son los reductores de los catalanes, los van haciendo cada vez más pequeñitos, los van recortando, dejando fuera su grandeza, es decir, España, esa civilización que crearon sus antepasados y ahora niegan en su microcefalia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s