SALVADO POR LA CAMPANA

Frank G. Rubio

Para Biscornet, Rosemarie y Elena Diez, sin ninguno de los cuales hubiera podido escribir este artículo.

Harán de las tumbas, sus catedrales, y de las ciudades harán vuestras tumbas… Demons. 

NOTREDAME0

El 15 de abril, fecha que coincide con el nacimiento de Leonardo, el asesinato de Lincoln y el hundimiento del Titanic, ardió copiosamente la Catedral de Notre Dame de París. Cuna de la música occidental, innovación absoluta nada casual en el decurso de la Historia Universal, y lugar donde  en 1769 Luis XV situó el Punto Cero de donde parten las carreteras de Francia, no es una iglesia más. Se dice que sus puertas fueron decoradas por un herrero inspirado por el Diablo en persona. La BBC, a la que Orwell consideraba una mezcla de escuela de señoritas y asilo de lunáticos, sin duda una de las máquinas de desinformación más elaboradas en funcionamiento, aseveró sibilinamente: la causa no está clara pero los funcionarios responsables señalan que el incendio podría estar vinculado al trabajo de renovación del edificio. Se iniciaba con esto el tan necesario procedimiento de moldeo de la opinión pública, catequizando al personal de servicio sobre el acontecimiento, mediante el espectáculo convocado especialmente para él por los Media y los bomberos (en muchos aspectos similar al del 11S) y poder ser, consecuentemente, llevado a pacer en los verdes pastos que las clases dirigentes han ideado ad hoc; en este caso para la mejor configuración futura del “espacio europeo”, algo cuestionado últimamente por importantes sectores de población.

greta.jpg“Nos deslizamos hacia un cambio de paradigma”[1], “nada podrá ser ya como antes”[2], “salvemos el planeta y olvidemos nuestras diferencias”… Hilo musical con el “himno a la alegría!” sonando incansablemente y pasquines de “la niña Greta” en todos los retretes de alrededor.

Y preparando claro está una “reconstrucción internacional” de corte corporativo, en clave de pelotazo para unos pocos, donde los aspectos básicos: el carácter católico de un templo dedicado al culto y su clara significación como icono de la identidad francesa puedan pasar a un segundo plano.

notredame_973fee39

Nada más incómodo pues que cualquier leve insinuación de que podría haber sido un incendio provocado o un atentado. Fox News cortó la palabra a un político francés que se atrevió a discrepar, señalando la posible factura terrorista e islámica del evento (como apéndice insertaremos al final la traducción de un articulo breve que escribió este señor un par de días después) y YouTube, en extremo previsor, dejando a la vista el carácter sectario y grotesco del imaginario corporativo de las empresas de comunicación norteamericanas, aplicó un algoritmo que dirigía las primeras informaciones audiovisuales del asunto hacia un link en Wikipedia relacionado con el 11S y la versión edulcorada, oficialista y abyecta que esta organización de persuasión masiva ha considerado debe ser la versión oficial. Notre Dame ardiendo era considerado de entrada, por la proto IA de turno, una fake new. Ridículo espantoso que fue excusado como “error en el algoritmo”[3] pero implicaba de facto una censura directa de un evento que no encajaba con la saneada visión de las cosas que la despreciable escoria, a cargo de los destinos de Silicon Valley, ha diseñado para la ciudadanía global. Había mucho en juego como lo hubo el 11S y las políticas de comunicación no podían permitir anomalías ni disensión de ningún tipo. Para que el Martini estuviera completo se introdujo la aceituna del incendio de la mezquita de Al Aqsa, un seudoacontecimiento que, si no hubiera ocurrido lo de París ni nos hubiéramos enterado: un mero cortocircuito sin consecuencias.

Como señala Marc Bassets en El País, mostrando una cierta ignorancia y su deseo de hacer méritos en su patética profesión: el hecho de que todo el mundo siguiese el incendio en tiempo real; y la irradiación global de París aumentaron el impacto. Era una conmoción que iba más allá de París y de Francia; más allá del catolicismo. Era universal. Resulta conveniente recordar un par de cosas, tras esta retórica de garrafa: la primera que “católico” significa, precisamente eso, “universal”; la segunda, que Francia es un país laico y drásticamente intervencionista y que su Estado[4] tiene una responsabilidad directa, por no decir absoluta, con relación a estos accidentes que pueden muy bien atribuirse a negligencias, carencias presupuestarias o simplemente desinterés. Globalizar mediante la TV y las redes sociales no suprime en modo alguno estas cuestiones candentes: ¿Cómo ocurrió?, ¿quien estaba a cargo de la seguridad?, ¿pudo haberse evitado? ¿se hizo todo lo posible y además profesionalmente?

benjamin-mouton-ndBenjamín Mouton, el antiguo arquitecto/jefe que en su momento supervisó las obras de renovación que están teniendo lugar en Notre Dame y en 2010 se ocupó de dejar a punto la instalación eléctrica y elaborar un sistema de detección de incendios, dijo en la televisión francesa cosas muy interesantes a poco de tener lugar lo que muy posiblemente fue un Golpe de Estado[5] en la acepción de Gabriel Naude:  “Con el tipo de madera vieja de roble que nos encontramos acá se necesita mucha madera joven para conseguir un fuego lo suficientemente grande. En el 2010 reemplazamos todo el cableado eléctrico para evitar precisamente eso: que pudiera surgir una chispa ocasionada por un cortocircuito. Colocando nuevos cables, siguiendo los modernos protocolos de seguridad… incluso dispusimos de sistemas de detección anti-incendios y protección contra el fuego en la Catedral. En todo momento hay dos personas, día y noche, dentro del edificio con la misión de que cuando suene la alarma, si es necesario, llamen a los bomberos. Estoy completamente estupefacto de que haya ocurrido algo así.”

Kenn Follett también se mostró inquieto y poco convencido con la velocidad con la que se extendió el fuego: uno habría esperado, con estas viejas maderas de roble, un fuego más lento… y con más humareda. That is very fast. So there’s something else going on.

Demasiado rápido aquí hay algo más…

catedral-notre-dame-16419El actual incendio, que ha dejado en gran medida la Catedral reducida a una carcasa, es el  acontecimiento que más daños ha ocasionado a esta a lo largo de su extensa historia. Cerca de 25 años llevó a Viollet-le-Duc y a Lassus la restauración, tras siglos de abandono y los vandalismos de la Revolución; por entonces se volvió a construir la aguja, que en su momento fue denunciada por los sectores ultramontanos de contener inscripciones masónicas colocadas presuntamente por los restauradores. La identidad cultural y nacional francesa, cuyo origen es anterior a la Revolución, y que sólo puede ser un obstáculo para el proyecto globalista en ciernes auspiciado fundamentalmente por financieros y políticos de los países occidentales, repito, se centra en este edificio entre otras muchas cosas.

premonición
“Premonición” Gustave Freipont, 1924

Para cualquier mente racional el asunto estaría vinculado potencialmente a negligencias, accidentes, posibles atentados (el evento ocurrido días después en Sri Lanka no deja duda de que esto es posible) y acciones encubiertas, como alternativas a tener en cuenta. En Francia, las profanaciones, incendios y desecraciones de templos católicos y judíos, están a la orden del día; algo, hay que señalar, sin  precedentes. Más de 800 iglesias católicas, entre ellas la catedral de san Sulpicio donde se ambientó la novela, y la película basada en ella, de Dan Brown o la muy significada para el Arte Gótico, abadía de Saint-Dennis, entre otras muchas, han sido vandalizadas de manera premeditada. En muchos casos los daños al patrimonio artístico son significativos. La falta de cobertura mediática y la pasividad de las autoridades, que sólo muy de vez en cuando detienen a los autores (mayoritariamente musulmanes), es aberrante. En Rusia o China no se tolerarían estas cosas ni un minuto, el castigo rápido, ejemplar y contundente de las infectas “pussy riots” da cuenta de ello; pero en Francia, la Francia de Macron: un microcéfalo con nombre de gladiador de peplum, colocado en el poder por determinados sectores del capital financiero, las cosas son diferentes. Este personaje, que exuda mediocridad y arrogancia, al que The Economist representaba como salvador de Europa en una de sus portadas y mostraba caminando sobre las aguas, en una pavorosa y risible imagen mesiánica, tiene sus días contados. A pesar de ello la oligarquía europeísta hace todo lo posible, e incluso lo impensable, para sostenerlo. Entre las perlas que ha soltado, cuando ha tenido lugar su comparecencia ante público, está un risible: Somos un pueblo de constructores. Tenemos tanto que reconstruir.

notredamemacron.jpgMacron pretende, al menos eso ha comunicado a la nación, reconstruir Notre Dame en cinco años para mejor hacer coincidir este evento con la celebración de los Juegos Olímpicos de 2024, otra insania propia de tiempos terminales…Desea transformar la tragedia en oportunidad y reconstruir la Catedral: haciéndola incluso “más bella que antes”. La amenaza es real, el detestable Norman Foster ya ha enarcado las cejas y mostrado interés. Un proyecto de tal magnitud involucraría a centenares, cuando no a miles de albañiles, carpinteros y artesanos de todo tipo. Un proyecto con el que sin duda además de constituir pingüe negocio, que atraería a empresas y estudios de arquitectura, permitirá distraer a la opinión publica de numerosas cuestiones pendientes.

Este incendio, situado en el paso de la semana 22 a la 23 de la revuelta de “los chalecos amarillos”, ha sido su balón de oxigeno. El mismo día de ocurrencia tenía que pronunciar un discurso[6] a la nación francesa, tomando precisamente como leit motiv la situación de insurrección generalizada en el país. Como dijo alguien que ahora no recuerdo: la paranoia en ocasiones puede ser un elevado estado de conciencia.

Durante los tiempos modernos esta catedral, que comenzó a construirse en 1163 bajo el reinado de Luis VII (1120-1180), experimentó numerosas vicisitudes. El monarca Capeto estaba casado en primeras nupcias con Leonor de Aquitania y, junto con Bernardo de Claraval, fue uno de los auspiciadores de la segunda Cruzada, que terminó en desastre. Este siglo ve el nacimiento de los  Pauperes Commilitones Christi Templique Salomonici, conocidos popularmente como “Templarios”.

notredame8No se sabe bien que han sido más demoledoras para ella, si las renovaciones o las Revoluciones, los hugonotes trataron de incendiarla pero acabaron en el cadalso. Hasta que la sacó del olvido y el descuido Victor Hugo con la publicación en 1831 de Nuestra Señora de ParísLuis XIV y Luis XV la modificaron drásticamente, cometiendo numerosos destrozos (vitrales, altar mayor, etc); ni el siglo XVII, ni el XVIII tenían consideración alguna por el estilo gótico. En 1786 los arquitectos prescindieron de la aguja (spire) ya que el viento había dañado gravemente su marco de roble durante el decurso de los siglos. Cuando tuvo lugar la Revolución Francesa, de la cual la ausencia del conector con lo uránico celeste fue sin duda augurio para los iniciados, la infrahumanidad republicana destrozó numerosas estatuas y acabaron consagrando el templo: primero a la “Diosa Razón”, luego al “Ser Supremo”. Esta ultima, una supuesta entidad ventrilocua través de la cual hablaba Robespierre. Dosis similares de enajenación colectiva y de vesania destructiva, posibilitados por las ideologías, sólo volverían darse con esta intensidad en Rusia y Alemania en la primera mitad del siglo XX. El perfectibilismo[7], con sus maniobras orquestales en la oscuridad, comenzaba a llevar al mundo entero contra las cuerdas. Napoleón Bonaparte devolvió el culto a la Iglesia católica en 1801, coronándose allí en compañía del Papa de turno. Pocos años antes, en la época álgida del Terror, Talleyrand y Henri de Saint-Simon (el venerado creador del “nuevo cristianismo”, antecesor de Comte y fundador preclaro del socialismo utópico), especularon para adquirir la Catedral en una subasta y desproveerla de los metales y el techo para mejor venderlos. Afortunadamente esto no tuvo lugar y Notre Dame sobrevivió, siendo durante un tiempo almacén de vinos. 27 años después de la Coronación de Napoleón (1804) la Catedral estaba bastante  deteriorada y entonces llegó Esmeralda. La novela de Victor Hugo rescató a la catedral del olvido. Pero hasta 1844, y con el rey Luis Felipe, no comienza la restauración del edificio que durará hasta 1869. Durante la Comuna, otra algarada de criminales, saqueadores, baja canalla y radicales, muy comunes en este país infecto que trató de aniquilarnos a españoles y portugueses, insistieron en quemarla pero uno de los partícipes en el aquelarre se arrepintió en el último momento y lo denunció a la policía.

notredame5.jpg
Sparks fill the air as Paris Fire brigade members spray water to extinguish flames as the Notre Dame Cathedral burns in Paris, France, April 15, 2019. REUTERS/Philippe Wojazer

Recapitulando: no se puede excluir que pueda ser un acto intencionado, menos aún sin que se haya emitido dictamen por las autoridades tras la consabida investigación. Aunque desde el comienzo esta se encauza hacia la demostración de que ha sido un accidente (sic). Un columnista[8] de la revista norteamericana TIME tuiteó (y luego borró) que un amigo suyo jesuita le había dicho que el fuego era intencionado. La opción insinuada por mí es que muy posiblemente fue un acto provocado, pero no como atentado sino como  siniestro fabricado. Las compañías de seguros conocen de estos actos desde hace siglos: incendios de fábricas, cosechas o casas, hundimiento de barcos, aviones que explotan en vuelo…la finalidad siempre es cobrar el seguro. En este caso se trata de dar un giro de timón en la opinión publica francesa y europea, impregnar el imaginario occidental[9] con arteros subliminales y seguir adelante con la gran manipulación en la que andan metidas nuestras clases dirigentes, deseosas de instaurar un Nuevo Orden mundial para mejor asentar una forma implacable de despotismo. Cada vez hay más gente que toma conciencia de que vivimos en un régimen totalitario.

No he dedicado espacio alguno, salvo leves menciones, a la restauración en ciernes porque con el tiempo las informaciones que lleguen sin duda darán pie a un articulo sobre el tema que no me cabe duda complementará estas inquietantes sospechas que comparto con el lector. Será un circo grotesco, me atrevo a conjeturar.

P.S. Las ultimas informaciones oficiales (hasta mitad de verano no sabremos nada con precisión) atribuyen el incendio a una chispa provocada por un cortocircuito causado por un fallo en un ordenador.

Tres son los gritos de muerte que debemos portar en nuestro corazón: ¡Dellenda Gallia, Delenda Germania, Delenda Ecclessia! En la aspiración que esos gritos representan construyamos nuestra alma ibérica. Fernando Pessoa.

notredame4

NO EXCLUIR NINGUNA HIPÓTESIS

Philip Karsenty

Notre Dame: ¡circule, no hay nada que pensar al respecto!

El lunes 15 de abril de 2019, Notre-Dame se quemó. Estamos en el corazón de la Semana Santa. El estupor y la ira. Parte de la historia de Francia se hizo humo.

¿Es necesario abstenerse de pensar acerca de las posibles causas de este incendio? No lo creo y tuve la imprudencia de expresar mis dudas ante Fox News a las 20h, el lunes 15 de abril de 2019. Un lunes negro. No hablo del Fox News tan criticado por los medios de comunicación franceses, el que rompe con la corrección política y las mentiras de la CNN y la AFP.

Estuve en Fox News, que busca llegar a ser, en ciertos momentos y por la voz de ciertos presentadores, el equivalente de sus hermanas: el megáfono de “lo políticamente correcto”.

Notre Dame acaba de quemarse, la flecha acaba de colapsar y expresé mis dudas sobre la propaganda de los medios de comunicación franceses que, a coro, nos cuentan todo mientras Notre Dame todavía está en llamas y no hay resultado de ninguna investigación. No se pudo lanzar que la causa del incendio es necesariamente accidental.

¿Por qué ? ¿Para no despertar el odio? ¿Qué odio?

¿Es por eso que la mayoría de los medios de comunicación franceses, con la excepción de Causeur et Valeurs Actuelles, han evadido comentar las profanaciones de iglesias en los últimos meses? En el momento en que hablé, nadie podía saber si el acto era criminal o accidental, pero los medios de comunicación no tenían el derecho, ¿tal vez tenían el deber? a afirmar que la causa solo puede ser accidental.

Sin embargo, han pasado meses con iglesias vandalizadas en Francia. El mes pasado, la iglesia de Saint-Sulpice fue incendiada. La causa fue criminal. La semana pasada, la basílica de Saint-Denis, la tumba de los reyes de Francia, fue saqueada. Entonces, ¿es tan absurdo preguntarse acerca de las causas del incendio de Notre-Dame y, sobre todo, sorprenderse por la prisa de los medios de comunicación para decirnos que la causa era necesariamente accidental?

He leído y escuchado a comentaristas informando sobre dos inicios de fuego. También leo los insultos en las redes sociales en mi contra. También leí la acusación de Gérard Araud, embajador de Francia en los Estados Unidos: “¿Cómo puede usted, sin la más mínima prueba, presentar tal acusación ante un público extranjero? En el momento mismo de la tragedia. ¿Y la decencia? “

También leí los ataques de algunos periodistas, acusándome de difundir teorías de conspiración.

También recuerdo que en 2016, varias mujeres habían intentado volar a  Norte Dame con bombonas de gas. Recuerdo que en 1995, durante el secuestro del avión Argel-París, los terroristas habían planeado proyectar su avión contra la Torre Eiffel.

Descubro un evento, me sorprende el listón que para pensar se impone como lectura inequívoca y sugiero que esperemos antes de sacar conclusiones precipitadas.

El origen de este incendio puede ser accidental o criminal, y si se mantuviera la vía criminal, podría ser un acto premeditado planificado hace largo tiempo o un acto realizado de una manera oportunista sobre la marcha.

No lo sé, no lo sabemos, pero me niego a ser obligado a no pensar libremente.

Sollasina-cthulhu-animal

La presencia creciente y determinante de lo audiovisual en nuestras vidas ha hecho que las precondiciones clásicas para imposición de la autocracia, golpe de estado militar y líder carismático, pasen a un discreto segundo plano. O, para ser más precisos, asuman otra forma más acorde con el “nuevo paradigma” antropológico segregado por la Gran Sociedad.

Las mismas fuerzas que durante dos siglos, retorciendo la cola del Dragón, incitaron con todos los medios a su alcance cambios drásticos en todo tipo de sociedades, ya no buscan la ruptura sino establecer una nueva conformidad de cuño planetario. El carácter impuesto y monocorde de las nuevas tecnologías, a fuer de su supuesto pluralismo de base, tiene como propósito unificar las conciencias de millones de seres humanos dentro de una nueva experiencia, reconstruida y mediada electrónicamente. Una gestión ciclópea y titánica del Punto Omega para beneficio de una estirpe invisible de hegemones.

FGR

 

NOTAS

[1] Nos comenta un astrólogo que trata de cubrir con bosta “new age”, con imprimatur vaticano, la peculiar configuración astrológica del momento que habla “casualmente” de “enemigo en casa” y “colapso desde dentro”.

[2] El mesianismo para cucarachas del siglo XXI maneja estas retóricas acognitivas…

[3] Demostrar just how poorly designed its algorithms intended to filter out ‘conspiratorial’ content can be, particularly when reacting in real time to a breaking news event, YouTube has apologized after its recently launched conspiracy-filtering feature accidentally tagged a livestream of the devastating fire at Notre Dame cathedral as a ‘9/11 conspiracy’ video.

[4] Desde 1905 la catedral en cuestión, como todas las iglesias de Francia, pasa a formar parte de la propiedad del Estado:  ni qué decir tiene que la financiación ha sido insuficiente y mal canalizada. Los dogmas de laicidad y el fanatismo izquierdista deseoso de votos de acémila de muecín, han creado una situación en la cual la preservación de estos templos, auténticas maravillas arquitectónicas y grimorios de  piedra filosóficos, esté en peligro. La Catedral se va desmoronando desde la última gran reforma realizada por Jean-Baptiste-Antoine Lassus y Eugen Viollet Leduc hace casi 150 años. El Estado francés, un cónclave de forajidos heredero de la Revolución, no tiene interés alguno en su preservación salvo para manipular políticamente la opinión; como está ocurriendo ahora.

[5] Acciones osadas y extraordinarias que los príncipes están obligados a realizar en los negocios difíciles y como desesperados, contra el derecho común, sin guardar siquiera ningún procedimiento ni formalidad de justicia, arriesgando el interés particular por el interés público.

[6] “El Presidente iba a anunciar la supresión de la ENA, la Escuela Nacional de Administración, que forma desde el final de la Segunda Guerra Mundial a los altos funcionarios del Estado. De ahí han salido los llamados enarcas, los mandarines que gobiernan y administran Francia. Y varios presidentes, entre ellos Macron. Acusada de elitismo, de formar a sus alumnos bajo un mismo molde, y de ser poco diversa, la ENA es la diana perfecta de la ira contra el establishment: un símbolo del Estado francés contemporáneo, un monumento que se tambalea”.

[7] No es otra cosa que una profanación y parodia de los ideales y secretos masónicos.

[8] However, TIME columnist Christopher J. Hale tweeted, “A Jesuit friend in Paris who works in #NotreDame told me cathedral staff said the fire was intentionally set.”

 [9] La bestezuela izquierdista, y la baja canalla islámica, han mostrado su alegría ante el evento de manera visible en las redes sociales. Ante esto los Media dominantes han pasado de largo como pasan ante las violaciones y crímenes cometidos por marroquíes, cada vez más frecuentes, en nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s