PABLO Y DINA

Nuestro feísmo y ridiculez ha vuelto a escena con un asunto que ha entrado de puntillas en la prensa y que supone un verdadero quebradero de cabeza. No por su complejidad, sino por la cuidadosa red de mentiras y la poco medida confusión con la que viene difundiéndose… Por A.A.